Páginas vistas en total

domingo, 30 de diciembre de 2012

SIN ESPERANZA ... ESTÁ ACABANDO 2012

Nuestros líderes  no provocan esperanza, ese sentimiento que nos ayuda a vivir, sabiendo que con el esfuerzo podremos alcanzar nuestros objetivos. Hoy día no tenemos líder de Estado que la proporcione, no avanzamos, es como tener el barco anclado, con mucho viento, pero no avanza; mucho esfuerzo de todos, sudando mucho, padeciendo, pero teniendo la sensación de que estamos estancados. Incluso en el discurso del Sr. Rajoy, renunciaba a creer que la política nos pueda dar una esperanza, y sin ella es muy difícil salir del túnel en que estamos metidos, no hay horizonte. Ni el Gobierno ni nuestros líderes son incapaces de darnos algo de luz y vislumbrar esa necesidad que tenemos los seres humanos para seguir viviendo. Nuestro país necesita de una terapia grupal para abstraernos de todo ese bagaje ideológico que se nos quiere imponer a costa de unos recortes en la educación, en la sanidad, en los avances sociales, en la justicia, etc…
Tenemos en estos términos políticos dos clases de perezas, una la física la que cuesta moverte, flojera que no es la que tiene el Gobierno, porque si creo que se hace esfuerzo; pero está la otra pereza, la pereza mental, la de buscar otras soluciones, la de saber que hay otras formas de hacer las cosas, la que no busca la solución en su diccionario ideológico,  la de pensar de otra manera, de que hay soluciones dialogadas, y no en la cerrazón con el peligro que conlleva el taponar la mente, y con esta forma de actuar en estos momentos de crisis, nos llevará a peores momentos que serían muy críticos para nuestro país. En nuestra política no hay vida, y sin vida no podemos tener esperanza. Tiene que haber,  y hay otras salidas a la crisis, ¿Por qué no se escucha al pueblo?, ¿es que todas las manifestaciones de los ciudadanos están manipuladas? ¿Es que los únicos poseedores de la verdad son los miembros del Gobierno con el Presidente a la cabeza?
El Sr. Rajoy en su balance pedía comprensión para él, pero nada para los ciudadanos que son los que realmente están sufriendo la crisis económica y la están pagando con lágrimas porque los están perdiendo todo. Que se baje este Gobierno de esa carroza del poder, engreídos cuando estaban en la oposición, de que solo con su presencia en el Gobierno la crisis se iba a solucionar, y ya vemos el resultado de su presencia: desolación,  desahucios, recortes en la sanidad, en la educación, en las pensiones, en todo aquello que habíamos alcanzado con mucho esfuerzo, etc .; rescatamos a los Bancos, rescatamos a los clubs de futbol ,aunque no ingresen sus deudas a la Hacienda Pública, y mientras los verdaderos ahorradores del país pierden sus pequeños ahorros de toda una vida con las “preferentes”, ¡que inmoralidad tan tremenda! ¿Por qué se nos engañan tal vilmente? ¿Dónde está la conciencia?
Usemos la palabra y tomemos conciencia, son nuestras únicas armas para este combate tan bestial …. Ante todo ello, ¿qué hacer? En palabras de  Dani Gómez-Olivé i Casas en su artículo
 ¿Quién controla el agujero de la deuda privada española?, nos dice: ”Ante un capital financiero que, aunque es el principal causante de la crisis por la que atravesamos, se siente todavía con fuerzas para culpabilizar al sector público de dicha crisis; ante un poder financiero que aprovecha la coyuntura de desconcierto que él mismo ha creado para aplicar su programa ideológico de recorte y privatización del sector público, para así aumentar sus márgenes de beneficios; la única respuesta posible pasa por la recuperación de la política por parte de la sociedad. En efecto, la respuesta se encuentra en el ejercicio de una democracia radical, que se establezca desde la ciudadanía. Aunque parezca utópico o inocente, en estos momentos de crisis es más necesario y urgente que nunca hacernos con el poder comunitario desde el pueblo, con el objetivo de lograr cambiar la correlación de fuerzas y, de esta manera, crear las condiciones para ejercer el cambio para que la economía esté al servicio de las personas, y no al revés”.
Tenemos todos que reaccionar mucho más activamente ante lo que está pasando. La sociedad civil tiene que estar unida y reaccionar. Los partidos de izquierda, de una vez por todas, ser contundentes, coherentes, transparentes, estar al lado de la sociedad civil, oponerse con todas sus fuerzas y con argumentos enérgicos, y no a medias tintas, contra esta voracidad del capitalismo financiero internacional y la falacia de los discursos políticos que lo sustentan. Debemos unirnos todos: los estudiantes, los parados, los jubilados, los sindicalistas, los agricultores, … Todo el mundo ha de unirse contra esta realidad.

lunes, 24 de diciembre de 2012

IMPOSTURAS LIBERALES EN LAS AULAS


Cuando estos últimos días hablamos de libertad, os traigo un documento de Xuan Cándano de la Revista ATLANTICA XXII, donde nos presenta el sentido de la libertad de la que se nos llena la boca muchas veces, pero no hemos penetrado en el interior de ella por el miedo a comprometernos con este mundo insolidario que estamos viviendo estos días.
“ No hay palabra de la que se abuse tanto como libertad. Los dictadores la tienen siempre en la boca. Con la libertad de la que alardeaba Franco la gente hacía chistes, como aquel que explicaba las razones por las que España era una, grande y libre, gracias a las quinielas.
–Una porque no hay otra, grande porque caben hasta los americanos y libre porque puedes escoger entre 1, X y 2. En su famoso viaje a la URSS en 1920, Fernando de los Ríos volvió horrorizado con aquella interrogación que le espetó Lenin, que hizo que intelectuales como aquel profesor de la Institución Libre de Enseñanza abrazaran al socialismo y aborrecieran al comunismo, intuyendo el totalitarismo que traía.
–¿Libertad, para qué?
Hay tan poco respeto a la libertad en España que los liberales son una minoría perseguida desde las Cortes de Cádiz, lo que supuso una guerra civil en la que faltaban demócratas en los dos bandos. Los liberales son un bien escaso en la historia de España, pero los impostores que se disfrazan con su ropaje ideológico son ahora legión y copan los Gobiernos. Quieren poco Estado –pero con mucha autoridad, no se vayan a desmadrar los pobres– y margen suficiente para sus negocios.
Puestos a adelgazar al Estado, ¿por qué no se aplican la dieta ellos mismos, como puede hacer la impostora liberal Esperanza Aguirre disolviendo la absurda y despilfarradora Autonomía de Madrid? Con su tono insolente, tan poco liberal, Esperanza Aguirre es de las que más apela a la libertad de enseñanza y de elección de centro para justificar la financiación de negocios educativos privados con dinero público. Y está dispuesta a ser insumisa ante la Justicia y saltarse la sentencia del Tribunal Supremo que excluye de los conciertos educativos a los colegios del Opus Dei que segregan a los alumnos por sexo.
Le ayudará otro conspicuo liberal, el ministro de Educación José Ignacio Wert, que modificará la ley para evitar que el Opus Dei pierda las millonarias aportaciones del Estado en sus colegios. Eso sí que es aplicar prácticas liberales: si la ley perjudica los negocios de los míos se modifica, que para eso están las mayorías absolutas. Los conciertos educativos son un escándalo del que se arrepiente Felipe González, que fue quien los parió como concesión a la Iglesia católica en los años ochenta, cuando la generación de los baby boom llenaba las aulas.
Y lo que era un privilegio excepcional, que solo existe en España, acabó convirtiéndose en una práctica generalizada que los beneficiarios tienen por un derecho.
Que con los recortes en la educación pública se mantenga la millonada de los conciertos, que son más de 5.000 millones de euros por curso, da que pensar en la desafortunada frasecita de Lenin. Cuando los ricos hablan de libertad, los pobres mejor escondemos la cartera.
Curiosos liberales éstos que arremeten contra las subvenciones, menos las que reciben ellos por enviar a sus hijos a colegios privados, caros, elitistas y en su mayoría religiosos, mantenidos por el Estado.
Pocas discriminaciones tan injustas y tan obvias como las de un currante que tiene a sus hijos en la enseñanza concertada, frente a un compañero que los tiene en la pública. Al primero lo subvenciona el Estado, el segundo le paga la subvención con sus impuestos.
¿Dónde está la izquierda, cautiva y desarmada como la España republicana en 1939, siempre a la defensiva y sin más ambición que resistir, incapaz siquiera de exigir el fin de unos privilegios que la crisis hace especialmente insoportables? ¿Por qué no se instalan los colegios concertados en las zonas rurales, donde cuando cierra una escuela cierra el pueblo, y donde tan necesitados están de servicios básicos como la educación? ¿Y por qué apenas tienen inmigrantes, a los que atiende solo la enseñanza pública, que pese a todo sigue siendo en España mejor que la privada?
En España hay libertad de elección de centro y más habría si se eliminaran los conciertos. La distorsión reside en que hay quien se tomó la libertad de que los demás le paguemos su enseñanza privada, generalmente con crucifijo.
Si los padres quieren enseñanza privada para sus hijos que la paguen, como la sanidad, que nadie reclama derechos para que el Estado le abone una operación en los hospitales del Opus Dei, aunque todo se andará, con lo sobrados que andan nuestros liberales. Y si no tienen dinero, que los colegios privados se lo perdonen o que cobren en función de las rentas de los padres.
A estos liberales de mentira les das la mano y te acaban tomando el pelo. Con total libertad”.

lunes, 17 de diciembre de 2012

NECESITO HAMBRE DE GENEROSIDAD COMO RECHAZO AL DOLOR ….


Necesito hambre de generosidad como rechazo al dolor ….
“El hambre es la sensación que indica la necesidad de alimento o gana y necesidad de comer. También puede ser escasez de alimentos básicos, que causa carestía y miseria generalizada o apetito o deseo de algo”, nos dice la Wikipedia.
Hace bastante años un amigo que estaba en Tanzania me decía que había visto como una madre era capaz de enterrar a sus hijos vivos, porque no podía verlos llorando y enfermos muertos de hambre, y aquello me impactó. Con nuestra visión de nuestro mundo occidental,  diríamos que porque tenía hijos si después los iba a enterrar, que porque no usaba anticonceptivos, o la marcha atrás. Qué fácil lo vemos desde aquí y que ingrato somos a la hora de juzgar a los que sufren de verdad.
Pero, hoy tenemos no solamente la necesidad de alimentos de muchos seres humanos, sino que vivimos con falta de cultura que nos haga seres generosos, hemos perdido nuestro libro de ruta porque hemos creado una sociedad que nos está destrozando poco a poco.
Quizás con los años veo el mundo de otra manera, o porque estoy trasladando mis sentimientos y emociones que he vivido, y aquellos recuerdos que me acompañan, no solo en estas fechas, sino a lo largo de la vida. Hoy estoy poniendo un grado de melancolía, así que pido perdón a mis lectores.
Sé que la vida no es fácil, es una carrera de obstáculos, que cuando lo vence, aparecen otros en el camino. El recorrido algunas veces se te hace muy largo, y provoca desesperanza. Uno se levanta y mira el horizonte y ve la vida con todos sus encantos, a los amigos que me dan su hombro para que descanse y me anime; la verdad que es una de las experiencia más gratas que he tenido, porque vas descubriendo los verdaderos amigos, y que aunque muchas veces no tengan palabras de consuelo, si tienen el calor que necesitamos las personas para seguir tirando del carro; y esto te ayuda a vivir y sonreír a la vida.
Nuestro mundo necesita comprender que el luchar, el amar hasta las últimas consecuencias sobre todo produce satisfacción por el deber cumplido, por eso permitidme en estos momentos del atardecer de la vida haberos expresado lo que uno lleva dentro, bueno o malo, pero es mi equipaje.
Os deseo que encontréis lo que buscáis ….

EL TRIUNFO DE LOS MEDIOCRES


  

Buscando en el diccionario encuentro la palabra “mediocre”; esta considerada como adjetivo la define como “la persona que no tiene capacidad para la actividad que realiza”; y en relación a esta definición os traigo un magnífico artículo de Forges que me ha hecho reflexionar :
“Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.
Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.
Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel. 
Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.
Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.
Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado  natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

- Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.
- Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.
- Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
- Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.
- Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.
- Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.
- Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.
- Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.
- Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.
- Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.
- Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.”

ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)


lunes, 10 de diciembre de 2012

Declaración Universal de los Derechos Humanos (10 de diciembre de 1948)

Declaración Universal de los Derechos Humanos (10 de diciembre de 1948)

Según la Wikipedia, “Los derechos humanos son aquellas libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos que incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana, para la garantía de una vida digna, sin distinción alguna de etnia, color, sexo, idioma, religión, orientación sexual, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.[

Pues ayer domingo asistí a los actos que la Asociación Histórico-Cultural Torrijos 1831 hicieron en diversos escenarios de la ciudad de Málaga conmemorando el coraje de unos hombres en pro de las libertades que ahora gozamos. Pero estando en el último acto de la conmemoración del General Torrijos en la plaza de la Merced (que debería llamarse la plaza de la Libertad), sucedió un hecho reprobable e inhumano, y visto por cientos de personas que asistíamos; cuando después del discurso del Alcalde de Málaga, se excuso de que no podía quedarse por otros menesteres (aunque dudo que sea más importante que la libertad), se le acerco una mujer en una silla de ruedas con cierto grado de discapacidad para preguntarle sobre unos asuntos económicos que les han sido estafados, y en ese momento el Alcalde de Málaga ni le hizo caso y salió deprisa de la plaza de la Merced y se fue a su coche. En aquellos momentos la mujer desesperadamente cogió sus muletas y salió tras él, pero su minusvalía le impidió alcanzarlo, y el Alcalde no tuvo la valentía de escuchar a alguien que lo necesitaba; siempre creí que nuestros políticos están al servicio de los ciudadanos, pero volvemos a comprobar que sólo buscan votos y poder. Estos hechos fueron grabados para que vean la veracidad de los hechos (la mujer que veréis en el video va vestida de chaqueta azul y falda negra); y si hacen esto con quienes más lo necesitan, ¿qué harán con el resto de los seres humanos? Los que estábamos allí nos quedamos atónitos y sin palabras. En el último artículo que escribí hace unos días sobre “Las uvas de la ira”, decía John Steinbeck: “Si tienes problemas o estás herido o necesitado... acude a la gente pobre. Son los únicos que te van a ayudar... los únicos”. Entonces me pregunte, ¿dónde están los derechos humanos? Y me cayeron unas lágrimas por los ojos de rabia e impotencia.

martes, 4 de diciembre de 2012

ES FÁCIL MIRAR PARA OTRO LADO CUANDO LAS VICTIMAS NO SOMOS NOSOTROS



Es fácil mirar para otro lado cuando las víctimas no somos nosotros, pero cuando los que sufren están a nuestro lado y tienen que soportar salarios de miseria, condiciones infrahumanas de vida, odio y marginación, desahucios, entonces las cosas cambian, y solo es posible hacer la revolución.
Volví a recordar hace unos días un libro que cayó en mis manos hace muchos años, “Las uvas de la ira” de John Steinbeck en el que decía: “Y los grandes propietarios, los que deben ser desposeídos de su tierra por un cataclismo, los grandes propietarios con acceso a la historia, con ojos para leer la historia y conocer el gran hecho: cuando la propiedad se acumula en unas pocas manos, acaba por serles arrebatada. Y el hecho que siempre acompaña: cuando hay una mayoría que tiene hambre y frío, tomará por la fuerza lo que necesita. Y el pequeño hecho evidente que se repite a lo largo de la historia: el único resultado de la represión es el fortalecimiento y la unión de los reprimidos”.

John Steinbeck escribió su obra maestra Las uvas de la ira con 37 años, en 1939, al final de la Gran Depresión. Steinbeck obtuvo el Premio Nobel y el Pulitzer. John Ford hizo después una adaptación clásica al cine en 1941, con Henry Fonda. Es considerada como unas de las mejores 25 cintas en la historia de EE.UU. El libro fue también uno de los más prohibidos en la historia de ese país (a mi me costó mucho conseguirlo cuando empecé a tener conciencia social). Steinbeck fue estigmatizado como comunista y anticapitalista por mostrar apoyo a los trabajadores pobres. Algunas cosas nunca cambian, y los intereses acaudalados que controlan los medios tratan de alejar la culpa de nuestra depresión actual de sus actos fraudulentos. La novela representa una crónica de la Gran Depresión y un comentario sobre el sistema económico y social que la causó. La obra de Steinbeck sobre los trabajadores pobres reverbera con el pasar de las décadas. Escribió la novela en medio de la última Cuarta Crisis. Sus temas de la inhumanidad del hombre hacia el hombre, la dignidad e ira de la clase trabajadora, y el egoísmo y codicia de la clase acaudalada parecen verosímiles en la actualidad.

Steinbeck sabía hace setenta años quiénes eran los culpables. Sabemos quiénes son los culpables en la actualidad. Son los mismos. Los intereses bancarios acaudalados causaron la crisis y crearon el desastroso colapso que hasta ahora ha destruido 5 millones de puestos de trabajo. Steinbeck comprendió que la clase trabajadora pobre de este país tenía más dignidad y compasión por el prójimo que cualquier banquero de Wall Street a la busca de enriquecimiento a costa de la clase trabajadora.

“¿Cómo se puede asustar a un hombre que carga con el hambre de los vientres estragados de sus hijos además de la que siente en su propio estómago acalambrado? No se le puede atemorizar, porque este hombre ha conocido un miedo superior a cualquier otro”.

Sigue diciendo John Steinbeck que existe la inhumanidad del hombre hacia el hombre:

“Siempre me pareció extraño que las cosas que admiramos en los hombres, la bondad y la generosidad, la franqueza, la honestidad, la comprensión y el sentimiento acompañan al fracaso en nuestro sistema. Y esos rasgos que detestamos, nitidez, codicia, ambición, mezquindad, egoísmo, interés personal, son los rasgos del éxito. Y mientras los hombres admiran la calidad de las primeras, les gusta el producto de la segunda”

La novela de Steinbeck fue un fenómeno nacional. El libro aseguró a Steinbeck la admiración de la clase trabajadora, debido a la simpatía del libro hacia el hombre de a pie y su prosa accesible. Su libro fue elogiado, discutido, prohibido y quemado. Un libro sólo puede generar tanto calor si se acerca demasiado a una verdad que los que están en el poder no quieren que sea revelada. Las uvas de la ira hizo precisamente eso. Steinbeck quería culpar al que se lo merecía: “Quiero colocar una etiqueta de vergüenza sobre los hijueputa codiciosos que son responsables de esto”.

La tremenda concentración de la riqueza en manos de unos pocos significaba que la continua prosperidad económica dependía de las grandes inversiones y los gastos en lujo de los ricos.

Steinbeck se dio cuenta proféticamente de que el sufrimiento de la clase trabajadora no se debía al mal tiempo, a la mala suerte, o a las acciones de la clase trabajadora. Era causado por el abuso de poder e influencia en todo el país por parte de la acaudalada elite gobernante en su esfuerzo por enriquecerse por todos los medios. Circunstancias históricas, sociales, y económicas separan a la gente entre ricos y pobres, terratenientes e inquilinos, y los que están en roles dominantes luchan cruelmente por preservar sus posiciones.

“…y en los ojos de la gente se refleja el fracaso; y en los ojos de los hambrientos hay una ira creciente. En las almas de las personas las uvas de la ira se están llenando y se vuelven pesadas, cogiendo peso, listas para la vendimia”

Los sentimientos de Steinbeck respecto a la gente sobre la que escribía pueden ser resumidos en este pasaje: “Si tienes problemas o estás herido o necesitado... acude a la gente pobre. Son los únicos que te van a ayudar... los únicos”.

“En donde haya una pelea para que los hambrientos puedan comer, allí estaré. Donde haya un policía pegándole a uno, allí estaré”.

La necesidad más primaria del ser humano, como es el hambre, capaz de perturbar a cualquiera cuando aparece, es el motor de esta historia, las necesidades, la solidaridad, el amor o la honradez, son algunos de los adjetivos que definen a la familia

Se trata, por tanto, de una de las novelas fundamentales críticas con el sistema capitalista, por lo que hoy día no ha perdido validez en su lectura. Y de fondo esa idea de que las uvas de la ira están creciendo dentro de los seres humanos que sufren las inclemencias sociales de la época. De esos frutos, nacerá la vendimia definitiva, la lucha social y el despertar de un futuro más esperanzador. ¿No nos recuerda todo esto como si estuviera sucediendo en estos momentos, en pleno siglo XXI?

               



sábado, 17 de noviembre de 2012

LAS PRESIONES SOBRE LOS CIUDADANOS A TRAVES DE ENGAÑOS Y PREBENDAS


 
Muchos ciudadanos, sostenemos que la democracia participativa es, ante todo, una convicción sobre la organización política y sobre cómo el ejercicio de los derechos posibilita el acceso a la emancipación humana. Convocar a la ciudadanía para aumentar la credibilidad acerca de la gestión de los gobernantes o para que se reduzcan los índices de corrupción, son aspiraciones demasiado insignificantes para los que históricamente hemos luchado y continuamos peleando por una democracia liberadora. Estamos viendo como se ha puesto de manifiesto el derrumbe de la escala de valores y principios, donde la solidaridad, la moral, la honestidad, el compromiso y responsabilidad, pilares del proceso de construcción de una sociedad civil equitativa y solidaria, y por otra parte se han incrementado los índices de acciones ilegales y de poder como así también el de otras prácticas reñidas con la normativa vigente, y el aumento progresivo de casos de corrupción, que entre otras cuestiones han destruido los cimientos de nuestra Sociedad y Estado, y porque no decirlo, de nuestro Ayuntamiento.
Pero el abuso electoralista no se limita a los medios de comunicación, como podemos ver en cierta prensa que se publica en nuestro pueblo y en la Televisión Local. Si se trata de ganar elecciones, los dictadores electoralistas ponen todos los servicios y dependencias del Ayuntamiento, más los dineros recaudados, al servicio de la elección. De más está decir que los funcionarios públicos son sometidos a una intensa presión. Si no votan por el dictador, se les dice, perderán sus puestos de trabajo. Efectivamente, hay que ponerse en el lugar de un funcionario público de quien depende la alimentación de una familia, antes de juzgarlo. Por más secreto que sea el voto, siempre pensará él que el dictador, tarde o temprano, se enterará por quién él votó. Al fin, más vale la pena acatar y no correr ningún riesgo. Algunos, a fin de aliviar sus conciencias, terminarán engañándose a sí mismos, afirmando que votan por convicción. Por lo demás, el dictador es muy generoso con quienes lo a poyan (Asociaciones, etc…). Tal generosidad se extiende en periodos electorales hacia los sectores más pobres de la población. En esos momentos el dictador se vuelve extremadamente dadivoso. Entonces aparecen las placas, los obsequios, arreglo de ciertas calles y paseos (pura cosmética), las donaciones a ciertas entidades a fines, los carritos de la compra, las comidas, jardines orientales, etc. Por cierto, hay gobiernos democráticos que suelen usar métodos parecidos, pero jamás con la descarada amplitud que ostentan los dictadores electoralistas de nuestro tiempo. Por último, si todo eso no bastara, todavía queda la alternativa de la intimidación.
Por eso, recuerdo: cuidado con los engaños, con los lobos vestidos de corderos, con los besos de Judas…

 

EL ESPERPENTO ASISTE AL GOBIERNO DE NUESTRO PAIS


El esperpento según DRAE (Diccionario de la Real Academia Española), es un género literario creado por Ramón del Valle-Inclán en el que se deforma sistemáticamente la realidad, recargando sus rasgos grotescos y absurdos.
Todavía recuerdo el estreno en el Teatro María Guerrero donde magistralmente Jose María Rodero interpreto “Luces de Bohemia”, junto a un buen amigo mío Pedro del Rio (hoy tristemente fallecido).

Es cierto que “Luces de Bohemia” responde a aquella época tan  concreta, sin embargo, si hoy la viéramos nos parecería estar asistiendo a una historia tal actual como española. Y que si algún lector ha ido a verla, o ha leído la obra, se daría rápidamente cuenta que cuando hablan burlona y cínicamente de los políticos y monarcas de la época, se puede pensar que son  los de ahora.
Por eso empezaba hablando de “esperpento”. Y por qué digo esto, sencillamente porque no es comprensible esto que estamos viviendo. Rajoy con unas ganancias económicas  fuera de lo común (no tuvo respuesta para la señora que le pregunto cuánto ganaba), y éste discrepando de la dimitida Esperanza Aguirre por el caso “Bolinaga” por su libertad condicional,  y otros muchos casos. De Guindos Ministro de Economía y Competitividad en desacuerdo con Rajoy que no tiene prisa para el rescate y el otro sí; el Ministro de Medio Ambiente junto al Rey Juan Carlos asistiendo a los toros mientras media España se quema, y para colmo dedicaba antes de acceder al ministerio a trabajar en su empresa que está y estaba contaminando la bahía de Algeciras, y en estos momentos dice que esas “gasolineras” contaminan (antes no); el Ministro de Defensa recibirá posiblemente 40 millones de euros por las bombas de racimos para la empresa que trabajaba de fabricación de armamentos; el Ministro de Hacienda y Administraciones  Públicas Cristobal Montoro, igualmente en desacuerdo con el Ministro de Industria, Energía y Turismo por la reforma del sector energético. La Ministra de Empleo y Seguridad Social Fátima Bañez no ha trabajado, pero si muchos cargos políticos durante la vida profesional, y así podríamos seguir hablando de la situación esperpéntica de nuestro país, porque donde dijeron que no avalarían a los bancos con dinero público, han avalado a los banco con dinero público; que no subirían el IRPF, han subido el IRPF; que no abaratarían el despido, han abaratado el despido; que no recortarían en Sanidad y Educación, y lo han hecho;  que con ellos mejorarían la situación económica, y estamos peor que antes; que bajaría el paro y ya estamos en los bordes de la locura; que no tocarían el IVA, y ya vemos como ha subido; que no se tocarían las pensiones,…. Ya veremos lo que sucede dentro de unos días, y ojalá me equivoque. Saludos esperpénticos.

EL DISCURSO DEL BARBERO


La democracia, además de una forma de gobierno, es un modo de vida, y como tal, hay que realizarlo día a día, resistiendo a todo aquello que atenta en contra de la libertad humana. Sólo a partir de esa resistencia cotidiana será alguna vez posible vencer al tirano en su propio terreno: el electoral. Así ha ocurrido al menos en algunos países sudamericanos. Un ciudadano político no debe renunciar jamás a las elecciones, por más prostituidas que ellas se encuentren. Pero tampoco debe seguir el ejemplo del dictador e imaginar que la única actividad política posible es votar cada cuatro años y que se olvide de los ciudadanos. La condición política no es natural sino adquirida. Llegar a ser ciudadano autónomo implica someterse a un largo proceso de aprendizaje, y cuanto cuesta aprender. Vivir en una democracia no es por lo tanto fácil ya que implica aceptar posiciones contrarias y convivir con ellas; nos gusten o no. Conocer los límites que separan el mundo privado del político, tampoco es fácil. A muchos resulta más cómodo delegar su responsabilidad ciudadana que asumirla.
Hay incluso quienes no soportan la posibilidad de ser libres, y la política se convierte para ellos en un espacio de regresión a las etapas más infantiles, cuando había siempre alguien que decidía por nosotros. Los dictadores, no sé cómo y por qué, tienen ese sexto sentido que les permite captar las debilidades humanas y, lo que es peor: abusar de ellas. Por eso permitidme en el día de hoy, cuando buscaba un documento en mi cuarto, encontré aquella película que pude ver a escondida hace unos cuantos años, porque las libertades de expresión estaban prohibidas por el Dictador. Me refiero al “EL GRAN DICTADOR” con la actuación magistral de Charles Chaplin, y que transcribo aquí aquel discurso tan sustancioso, y que con esta sátira quería reírse del propio Hitler, y de otros dictadores como Musollini, y de los aspectos, habidos y por haber, en los que se sustentaba el fascismo en particular y todos los regímenes autoritarios en general:
"Lo siento pero yo no quiero ser un Emperador - ese no es mi negocio - no quiero gobernar o conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todos si fuera posible, a los judíos, a los gentiles, a los negros, a los blancos. Todos queremos ayudarnos los unos a los otros, los seres humanos somos así. Todos queremos vivir por la felicidad de todos, no por la miseria de los demás. No queremos odiar y despreciarnos el uno al otro. En este mundo hay espacio para todos y la tierra es rica y puede proveernos a todos. El modo de vivir puede ser libre y hermoso, pero hemos equivocado el camino. La avaricia ha envenenado las almas de la gente. Ha levantado barricadas de odio en el mundo; ha dado en nosotros un paso de ganso hacia la miseria y el derramamiento de sangre. Hemos desarrollado la velocidad pero nos hemos encerrado en las máquinas que nos dan abundancia, que nos ha dejado sin deseos.Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos, nuestra inteligencia nos ha endurecido y quitado toda amabilidad.
Pensamos demasiado y sentimos muy poco: Más que la máquina, necesitamos a la humanidad; más que a la inteligencia, necesitamos la bondad y la suavidad. Sin esas cualidades, la vida será violenta y todo estará perdido. El avión y la radio nos han acercado. La naturaleza misma de esas invenciones pide a gritos la bondad entre los hombres, clama la hermandad universal para la unidad entre todos nosotros. Incluso ahora, mi voz llega a millones en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y pequeños niños, todos víctimas de un sistema que hace que hombres torturen y encarcelar a gente inocente. A todos los que pueden oírme les digo: "No se desesperen" La miseria que ahora cae sobre nosotros es sólo el pasar de la avaricia, la amargura de los hombres quienes temen el camino del progreso humano: el odio de los hombres pasará y los dictadores morirán y el poder que ellos tomaron de la gente, regresará a la gente y mientras que los hombres ahora mueren, la libertad nunca perecerá. ¡Soldado! - No te sometas a las bestias, los hombres que te desprecian y esclavizan - los que reglamentan tu vida, y te dicen qué hacer, qué pensar y qué sentir, los que te entrenan, los que te tratan como ganado, como carne de cañón.
No te entregues a esos hombres desnaturalizados, hombres máquinas, con mentes de máquinas y corazones de máquinas. Tú no eres ganado. Tú eres un hombre. Ustedes tienen que tener amor por la humanidad, en sus corazones. Ustedes no odian - sólo lo hacen los desnaturalizados, sólo los desnaturalizados que no sienten amor. ¡Soldados! No luchen por la esclavitud, luchen por la libertad. En el Capítulo Diecisiete de San Lucas está escrito: "el Reino de Dios está dentro de los hombres"- no sólo un hombre - sino todos los hombres - en ti, en toda la gente  Tú, la gente, tienen el poder, el poder para crear máquinas, el poder para crear la felicidad. Tú, la gente tienen el poder de hacer la vida libre y hermosa, hacer de esta vida una maravillosa aventura. Entonces, en nombre de la democracia, vamos a usar ese poder - Vayamos todos unidos. Vamos a luchar todos por un mundo nuevo, un mundo decente que dé a todos los hombres una posibilidad para trabajar, que le dé un futuro, una vejez y seguridad.
Prometiendo esas mismas cosas, las bestias han tomado el poder, pero ellos mienten. Ellos no cumplen su promesa, ellos nunca lo harán. Los dictadores se liberan pero ellos esclavizan a la gente. Vamos ahora a luchar para realizar aquella promesa. Vamos a luchar para liberar al mundo, para abolir las barreras nacionales, abolir la avaricia, el odio y la intolerancia. Vamos a luchar por un mundo de razón, un mundo donde la ciencia y el progreso conduzcan a la gente hacia la felicidad. ¡Soldados! ¡En el nombre de la democracia, unámonos! ¡Levanta la vista! ¡Levanta la vista! Las nubes se alzan - el sol se abre camino. Salimos de la oscuridad hacia la luz. Entramos en un mundo nuevo. Un nuevo mundo amable, donde los hombres se elevarán sobre su odio y bestialidad. El alma del hombre ha adquirido alas - y por, fin él comienza a volar. Él vuela hacia el arco iris -hacia la luz de la esperanza- hacia el futuro, ese glorioso futuro que le pertenece, me pertenece a mí y a todos nosotros. ¡Levanta la vista! ¡Levanta la vista!"

viernes, 16 de noviembre de 2012

ANA BOTELLA, SEGUN LA PRENSA ALEMANA



Der Spiegel asombrado relata una historia que ilustra perfectamente lo escandaloso de nuestra situación. Se refería a la Alcaldesa de Madrid, cuyo único “mérito” es ser la señora de Aznar.

El semanario no daba crédito, “el Ayuntamiento es un palacio cuya remodelación ha costado 500 millones de euros!!!”, “su despacho es mayor que el del Presidente de los Estados Unidos”, tiene “un mayordomo cuya única función es servirla el café”, y 260 asesores personales y altos cargos que cobran de media 60.000 euros.

El Ayuntamiento posee, además, 267 coches oficiales de uso personal, más que todas la capitales de la eurozona juntas. Es una administración sin medida, la ostentación suntuaria más indecente en medio de una penuria extrema, donde Caritas ha tenido que atender a más de un millón de personas y un 26% de los niños vive por debajo del umbral de la pobreza. Y el país en situación de rescate. ¿Cómo se atreve a ir a misa y a salir a la calle? Y este es el problema, porque no es la excepción, es la regla.

UN CUENTO ANONIMO TERMINA SIENDO REALIDAD



Erase una vez un comerciante de armas cuya empresa fabricaba bombas de racimo que vendía, entre otros, al gobierno de su país. Y resultó que su país firmó un convenio internacional contra esas bombas, que dejó  de comprar. Entonces el comerciante denunció al gobierno por dejar de comprar esas armas (supongo que habría un contrato con la empresa fabricante que le comprometía a unas compras con sus correspondientes pagos).
Y resultó que hubo un cambio de gobierno, y el nuevo presidente tuvo la ocurrencia de nombrar como ministro de Defensa a dicho comerciante de armas: ¿alguien lo puede mejorar? Ahora el comerciante, transmutado en ministro, pagará a su antigua empresa la indemnización correspondiente, un pellizquito de 40 millones de euros. PREGUNTA: ¿de qué país y de qué época son estos hechos? ¿del quinto mundo? ¿de un pasado oscuro? La respuesta a continuación.

El Ministro de Defensa de España pagará 40 millones a su antigua empresa por prohibir las bombas de racimo. Pedro Morenés, ministro de Defensa, fue consejero de la empresa de fabricación de armamento Instalaza entre 2005 y 2007. Después ocupó el puesto de representante hasta el 4 de octubre de 2011, según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Instalaza fabricaba bombas de racimo.

El 31 de octubre de 2011, el diario Cinco Días reveló que Instalaza había decidido recurrir y pedir que el Gobierno le indemnizara con 40 millones de euros en concepto de desagravio por la prohibición del uso, almacenamiento y fabricación de las bombas de racimo en España como consecuencia de la firma del Tratado de Dublín. Sin embargo, esta empresa ya había anunciado en mayo de 2011, cuando Morenés era su representante, que pediría una compensación económica al Ejecutivo en concepto de "daño emergente y lucro cesante".

Hoy sabemos que Instalaza venderá la deuda a una tercera empresa que a su vez la revenderá y finalmente el Ministro pagará diciendo que no es su empresa la que cobra. El dinero saldrá de los impuestos de todos, naturalmente. Nuestro dinero pagando bombas que mutilan a niños. Porque las submuniciones esparcidas por las bombas fabricadas por Morenés tienen un rango de fallo de entre el 5% y 30%, por lo que pueden quedar bombas enterradas sin explotar siendo peligrosas tiempo después de terminada la guerra. Especialmente para los niños por sus formas llamativas, como pelotitas de tenis o latas de refrescos. Porque es así como las camufla la empresa del Ministro.

Recuerdo todavía ver los campos de minas antipersonales y los niños y adultos en los Campos de Refugiados con las piernas destrozadas y las ilusiones de la vida truncadas, siendo ellos víctimas de las barbaridades de los mandatarios, políticos corruptos, millonarios, fabricantes de armas, etc. Ver los campos de cañas de azúcar llenos de bombas para que no se puedan cultivarse en la triste Angola donde encontramos armas de fabricación española.

¿No es triste en un país que se dice que es democrático y solidario? Solidario en ¿qué?  ¿De verdad, no había en todo el país otra persona que pudiera ser ministro de defensa?  
Y por último les dejo este video de YouTube donde veremos y escucharemos a la niña que silencio el mundo en 1992 (mientras nos peleábamos por Expo 92)  ONU “The Earth Summit” de Rio de Janeiro, siendo de pura actualidad.
Les ruego que lo vean y creo que no nos dejarán indiferentes..
https://www.youtube.com/watch?v=Hhciwpc2yx0&feature=youtube_gdata_player

¿Hasta cuando el pueblo va aguantar estas situaciones? El estallido social está cerca y estamos a tiempo de remediar estas circunstancias: El poder está en nuestras manos.
 

 

 

LA CIENCIA Y LA UNIVERSIDAD REIVINDICAN EL PENSAMIENTO CRITICO


Ante los acontecimientos económicos, políticos y sociales de nuestro país en las últimas semanas, han aflorado voces que ponen en cuestión el papel de los intelectuales en la vida pública española. De hecho, estamos asistiendo a duros ataques y agresivas campañas de desprestigio por el mero hecho de adoptar, públicamente y en el marco de instituciones públicas como la Universidad, posiciones críticas con determinados poderes, en debates sobre nuestro modelo político, económico, institucional o judicial.  

La amalgama ideológica liberal-conservadora llevaba ya años intentando relegar el pensamiento crítico al ostracismo, a la inhibición y a la autocensura, abriendo dudas sobre la función social de los intelectuales y tratando de modelar el comportamiento de la ciudadanía en contra de los valores más positivos de una democracia. El debate ideológico parecía haber desaparecido.

La crisis del modelo económico, la decepcionante respuesta política y judicial ante el clamor de las víctimas del franquismo, y el creciente cuestionamiento de la versión oficial de la transición a la democracia, han acentuado aún más la campaña de acoso ante cualquier pensamiento crítico.

Los hombres y las mujeres de la ciencia, parte sustancial del sujeto que denominamos “los intelectuales”, nos hemos instalado en una “neutra” eficiencia profesional olvidando, muchas veces, nuestra ineludible responsabilidad social. La actividad investigadora no puede permanecer encerrada en una torre de marfil, sino que es preciso mirar más allá del propio microscopio y ocuparse de la realidad social en que se asienta el sistema científico.

Nuestra condición intelectual y ética nos exige estar presentes en los debates públicos, en particular en la Universidad y en los centros públicos de investigación, aportando conciencia crítica a los procesos sociales y políticos, venciendo al miedo con la palabra. Es nuestro derecho y nuestra responsabilidad porque en ellos se dirimen principios y valores fundamentales para la convivencia en nuestro país y el futuro del mundo que queremos.

Hacemos ciencia y la difundimos al servicio del nuevo conocimiento y del desarrollo humano de la toda la sociedad. Desde esas premisas, afirmamos nuestra voluntad de actuar también como conciencia crítica ante el discurso dominante y como vigilantes de las tentaciones involucionistas que afectan al desarrollo de la ciencia, pero también a los derechos democráticos, al pluralismo ideológico efectivo y al imperio de la justicia frente a toda corrupción o discriminación del diferente o marginado.

Comunicado de muchas personas que desde la reflexión, luchamos para que no nos marginen y sigamos desenmascarando toda corrupción económica y política.

LA CULTURA MEDIO PAN Y UN LIBRO

La cultura en nuestro país ha pasado a un plano marginal. Los presupuestos del Estado que  han sido aprobados han recortado a la mínima expresión y qué decir en las Comunidades y Ayuntamientos.

Hace unos meses el máximo responsable político en la cultura española dijo que el dinero del Ministerio se iba a centrar en bibliotecas y museos. Mal andamos y peor lo haremos. Un país sin apuesta fuerte por la cultura no es un país, es otra cosa ¿España se va a convertir en una empresa multinacional? Todos sabemos que con el “boom urbanístico” las mega construcciones culturales fueron el gran negocio. Era más importante el nombre y el envoltorio: “Ciudad de las Ciencias”, “Ciudad de la Cultura”, “Ciudad de las Letras”,…pero ciudades fantasmas sin científicos, sin libros, sin artistas, sin nada, totalmente vacías de contenido. ¿Por qué se gastaron miles de millones en escandalosos edificios por toda la geografía española y que hoy muchos permanecen cerrados? ¿Dónde está todo el dinero? ¿Sólo se utilizó para pagar a los afamados arquitectos de moda? Los políticos de este país han gastado todo lo que han podido y más; el gobierno anterior y las comunidades de la oposición que hoy nos gobiernan. Y alguien puede decir que es lo que hay, que las arcas están vacías. Pero la realidad es que no hay justificación alguna para que la pintura, la música, las letras, la escultura, el cine y el teatro, las exposiciones y conferencias sean un recuerdo en este país

Ayer mismo, Javier Marías rechaza el Nacional de Narrativa por 'Los enamoramientos'. Ya había dicho que no deseaba premios institucionales, y propone que el premio sea para la compra de libros en las bibliotecas, ya que este año en los presupuestos aprobados no hay ni un euro para las mismas.

Hoy sigue teniendo plena vigencia este discurso de Federico García Lorca, cuando nos quieren cambiar la cultura de la ingenuidad, de la curiosidad y de los valores por el anquilosamiento de la inteligencia. Reivindico la riqueza de la cultura, la generosidad del conocimiento, pero aquí, lo importante es que la cultura de un país define como jerarquizar los valores, porque los valores son universales, pero el modo de jerarquizarlos no, y esto es lo que está pasando en nuestro país, nos están cambiando lo fundamental, nos estamos quedando en las ramas y hemos olvidado las raíces. Estamos a tiempo de que esto no suceda, sólo un grito de esperanza, un aliento de ternura podría hacer cambiar el rumbo que esta política nefasta quiere implantar. Con ellos estamos obligando a nuestros niños a que pierdan la oportunidad de encontrarse consigo mismo, porque los valores que nuestra sociedad está creando no corresponden a la ilusión, a la motivación, a la actitud creativa, al amor profundo, a la suavidad de la brisa, al encanto de la búsqueda de la verdad.
 
Por eso traigo el discurso de Federico García Lorca al inaugurar la biblioteca de su pueblo y que tiene plena vigencia 80 años después.  Alocución al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada) en septiembre de 1931: Medio pan y un libro

"Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

"Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada."No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí  violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

"Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

"¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: «amor, amor», y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: «¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!». Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

"Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz".

miércoles, 14 de noviembre de 2012

EL GRAN NOMBRE DE LA DEMOCRACIA

Magnífico artículo, como siempre, de Ángeles Caso; lo dejo aquí para su lectura: “Desde hace tiempo, cada mañana, después de leer el periódico y escuchar algún informativo en la radio, suelo caer durante un rato en un proceso depresivo. Imagino que a todos ustedes les sucede algo parecido. Por muy bien que les vayan las cosas a cada uno a título individual, es imposible no verse afectado por todo lo que nos rodea. Parece que nos hayan tirado encima un cubo entero de pintura sucia y maloliente, emborronando el fresco más o menos decente que habíamos ido haciendo entre todos.

Entre todos: al menos desde el siglo XVIII y el extraordinario proceso de la Ilustración, han sido muchas las generaciones, infinitos los hombres y las mujeres que han batallado y se han dejado la libertad y hasta la vida por construir un mundo mejor. Una sociedad de la que habían ido desapareciendo lentamente las masas de los desheredados, dando paso a un dominio de las clases medias que fueron accediendo a la educación y al poder a través de la democracia.

Habíamos aprendido que la redistribución de la riqueza era fundamental para la paz social. Que compartir con los desprotegidos era la obligación de los más afortunados. El camino hacia delante parecía imparable. Y ahora de pronto, en unos meses, nos desmantelan todos esos derechos conseguidos a base de tanto esfuerzo. Derechos adquiridos, no privilegios regalados. Día a día, entre unos y otros, nuestros gobernantes se van cargando en nombre de la crisis los logros de una sociedad que, al fin, empezaba a ser justa. Sólo empezaba: España no había llegado ni de lejos al nivel de protección social existente en otros países de nuestro entorno, cuando la guadaña de los recortes ha ido a decapitar precisamente ahí.

Tratan de convencernos de que no queda otro remedio. Pero entretanto vemos cómo los privilegios de los más ricos y los más poderosos se mantienen intactos. Como si la historia no hubiera sucedido. Mientras millones de españoles se van al paro y cientos de miles de parados rozan ya la miseria, los políticos y sus colegas financieros y banqueros siguen impolutos en su mundo perfecto. Y da igual que malversen o dilapiden el dinero que hemos aportado entre todos y que debería invertirse en becas, quirófanos o asilos: nunca pasa nada. Han tirado millones de euros públicos por la ventana, han inaugurado infraestructuras absurdas, adquirido mansiones, arruinado cajas de ahorros, viajado en coches supersónicos, pagado cenorras, prostitutas y cocaína con nuestros impuestos. Pero ahí siguen, con sus corbatas impecables y su aire de ladrones elegantes.

Cada mañana, después de leer el periódico, en medio de la depresión, los maldigo. Maldigo a los corruptos, claro, pero también a los vanidosos que han querido dejar sus nombres escritos en piedra para la posteridad. Y a todos los decentes que han mirado hacia otro lado haciéndose los tontos mientras sus compinches robaban. Y ya sé, ya sé que todo esto no debe decirse, que es dar pábulo a los extremismos y a los populismos. Etcétera. Etcétera. Pero entonces ¿qué hacemos? ¿Nos callamos mientras ellos nos conducen obedientemente, como ovejitas silenciosas, hacia el viejo corral del antiguo régimen, las grandes desigualdades, los señores y los siervos? ¿Decimos amén porque esta bazofia lleva el gran nombre de democracia…”
Leer más:
http://www.lavanguardia.com/magazine/20120607/54306744059/angeles-caso-el-gran-nombre-de-democracia.html#ixzz2BeB5ZrHP

Somos millones de personas los que sentimos estafados. Desde aquí hago un llamamiento a los intelectuales de este país, y a la gente honrada y sensata para que, entre todos, aportemos soluciones y tratemos de reconducir la situación, ya que no podemos confiar en que lo hagan nuestros dirigentes. Tenemos un magnifico país y hay que conseguir que vuelva a su cauce.

No olviden los lectores que la lectura engrandece el alma, nos hace ser más abiertos al mundo que nos rodea y enaltece nuestras conciencias, no lo olviden nunca, la cultura enriquece y nos hace solidarios y generosos.